fbpx
Image default
Locales

La insólita anécdota de Sartori con una “Charretera”

macro

La breve historia es tan curiosa como insólita, pero no deja de ser parte de una anécdota graciosa, salvo para los que tuvieron que sufrirla.

Para aclarar algunas dudas y los que entraron a la nota pensando algo morboso, les decimos que “Charretera”, es aquel adorno o distintivo que se usan en los uniformes policiales o de cualquier fuerza que distinguen generalmente o diferencian de algún cargo menor o mayor. Si pensaron otra cosa, lamentamos decepcionarlos.

Si alguna vez han vestido un uniforme (da igual de qué tipo) sabrá que no es una prenda cualquiera. El uniforme produce ciertos sentimientos y comportamientos en aquel que lo viste y en aquellos que lo ven desde fuera. Puede producir rechazo, admiración, disciplina, concentración, seguridad, falta de iniciativa… Depende de la percepción del observador. De todos modos, está claro que los uniformes nunca pasan desapercibidos en nuestra sociedad. Es verdad, el uniforme es ropa. Pero es una ropa con personalidad propia. ¿Es la gente la que lleva uniforme o es el uniforme el que lleva a la gente? No es una pregunta tan descabellada, pero nada tiene que ver con la anécdota a la que referimos. Será para otra nota.

Los motivos que nos llevan a vestir uniformes son varios, desde el guardapolvo escolar o el que nos toque en el futuro. Lo mismo sucede con los protocolos y es aquí donde comienza esta anécdota, porque el que conoce personalmente y de cerca a Diego Sartori, les podrá decir que siempre ha sido respetuoso de los protocolos en todos los aspectos y aún más con actos oficiales.

La breve reseña que hasta hoy estaba oculta y de la que se tejieron varias conjeturas sobre la famosa “curita”, que llevó algún tiempo nuestro alcalde local a la altura del labio fueron varias. No es raro, estamos en Alem y si hay una pasión popular, es la de opinar o crear hipótesis de la nada. Lo cierto, es que todo comenzó en un encuentro policial con Sartori, que hasta ese día saludaba con gran afecto y abrazo a cada uno de ellos, pero en esta reunión en particular, ese abrazo causó que la Charretera de un oficial “enganchara” accidentalmente el labio de Sartori provocando una profunda herida cortante y que tenga que se atendido por ella.

“¡Lo cortaste al intendente! ¡Vas a terminar pelando papas en un cuartel en plena selva de Andresito!”, bromeaban los agentes cargando al causante del hecho, que se sentía mal por haberle provocado el corte a Sartori.

El tiempo pasó y todo quedó en el olvido, pero la anécdota no deja de ser contada en el ambiente policial y que todavía genera alguna sonrisa por lo inédito de la situación. “Quien viste un uniforme deja de ser individuo y se convierte en grupo”, dice una de las más reconocidas citas que solemos ver en algunas delegaciones provinciales, aunque…seguro nadie hubiese querido estar en el traje de este oficial ese día.

El “Laurel Charretera” de la policía de la provincia

Comentar con Facebook

ALEM.NEWS no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ruzak