fbpx
Image default
Locales

La historia solidaria luego del fallecimiento de Rulo Barboza que nadie te contó

macro

El adiós a un personaje entrañable de la ciudad dejó una tristeza profunda a familiares y amigos, pero su vida dejó marcas que lo ayudaron incluso hasta el final.

Cientos de comentarios de despedida se replicaron aquel 9 de febrero para despedir a Rulo en las redes sociales. Casi nadie lo ubicaba por su nombre real, pero si se mencionaba a “Rulo” “el pollero” o “El Choripanero”, todo el pueblo lo hubiese descripto al instante. Es que Rulo, era uno de esos personajes entrañables y a la vez sencillos que hacía amigos todo el tiempo, siendo además el confidente de las anécdotas de muchos de ellos.

Desandó varios oficios y les dedicaba mucho tiempo a sus pasiones y familia que lo apoyaba en sus emprendimientos. Por tal motivo, al momento del accidente cerebral isquémico que fuera el detonante de su deceso, nadie creía el rumor. “No hubo más nada que pudiéramos hacer, se hizo todo lo posible”, informaba uno de los especialistas del Hospital Madariaga a los familiares. Su vida, intensa, sacrificada, llena de afecto brindado y recibido se había apagado.

Con una familia humilde y sencilla, Rulo no tenía obra social. Tampoco tenía recursos guardados ya que todo lo reinvertía en seguir su trabajo diario, por lo que su entorno se encontró en un gran apuro al tener que hacer frente a los gastos del sepelio, que superaba todo lo que podrían llegar a juntar. Es en este punto, donde la desesperación jugaba doblemente en contra. Había que hacer frente a los costos de sepelio.

Todo parecía imposible, pero el comunicado del fallecimiento conmovió a muchos e hizo que llegara a oídos del mismo alcalde local, Diego Sartori, que se comunicó con la familia pidiendo hacerse cargo del sepelio.

“Nos llamó y dijo que vayamos tranquilos al salón velatorio que él ya se había hecho cargo, pero que no comentemos a nadie porque el lo hacía de su parte porque lo conocía y le tenía mucho aprecio”, comentó el hermano de Rulo a Alem.News. Era evidente, que la llama de la vida del querido Rulo se había apagado, pero encendió en ese momento la llama de la solidaridad, aquella que la tenía incorporado desde pequeño y la que la había mostrado en cada uno de sus actos, al igual que ese llamado de esperanza que aún recuerdan en agradecimiento al que hoy consideran parte de su familia, no simplemente al Intendente.

Sin dudas, el gesto de Sartori es realmente destacado e imitable en todo el concepto. Solidario y emocionante, que supera cualquier hecho político que pudiera decirse. Habla del alcalde como persona. Como ser humano. Como medio, también tenemos que hacernos eco y hacer público aquello que realmente hay que valorar en estos tiempos en que, para muchos, todo está perdido.

Comentar con Facebook

ALEM.NEWS no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ruzak