fbpx
Image default
Locales

Entre el mito y la realidad: el cargamento de droga que salpicó a funcionarios de Alem

macro

En el año 2003, un llamado telefónico de una misteriosa mujer, dejó como resultado el mayor número de droga incautado hasta ese momento, pero el trasfondo y el caso cobró vida propia en los que recuerdan el hecho.

La madrugada del 24 de junio de del 2003, un vehículo del comando radioeléctrico se aprontaba como todos los días a hacer el clásico recorrido nocturno. El termo y el agua caliente estaban listos y dos oficiales cumplían sus funciones como todos los días. Horas antes, el mismo comando había intervenido en una disputa familiar y en dos hechos de intrusos en viviendas del Km 40. Todo hacía suponer que la recorrida sería normal y el frío de la noche pasaría como uno más. Fue entonces, que un llamado telefónico de una mujer, aparentemente alterada y con la voz entrecortada, alertó de una situación particular que estaría ocurriendo a pocos metros de la Ruta 14, Picada Itatí. Pero… ¿Quién era esta mujer?.

El llamado sorprendió a todos. Según el relato de testigos directos que estaban presente aquella noche a Alem.News, la persona que no se quiso identificar, relató a los uniformados que un camión que contenía droga estaba saliendo de un lote en el que estaría ubicada una prestigiosa empresa local. Dispuestos a verificar el mismo, la policía con un patrullero se dirige al lugar, pero todo parecía una broma de mal gusto y el camión denunciado no se encontraba en el camino, ni en el lugar que había sido informado.

Pocos minutos después y ante la falta de evidencia, el patrullero se dispone a cargar combustible consultando a los empleados del lugar si habían visto algún camión con las características que buscaban, pero nuevamente sin respuesta positiva, deciden transitar por una calle interna pasando la estación de servicio sobre ruta 14, donde ante las luces del patrullero, notan un intenso movimiento y deciden llamar por radio a refuerzos que se acercaron en forma inmediata.

Grande fue la sorpresa al encontrarse con el camión Dodge DP-600 con las características brindadas y otro vehículo Scania, quien debía llevar un contenedor con yerba de nuestra ciudad hacia Buenos Aires. Todo esto, era coordina desde una camioneta Ford Ranger que en declaraciones posteriores ante la justicia de los implicados, “había sido traída a Alem para dejarla para una campaña política”.

Durante los operativos posteriores, el camionero Miguel Angel Añaia, Luis Lorenzo Muchewicz,; Sergio Hermelindo Domínguez y Marcelo Fabián Salgado Salvayot, ex policía bonaerense que habría llegado con la camioneta a misiones, quedaron inmediatamente implicados en el hecho.

El secreto a voces apuntaba en aquella oportunidad a un empresario local devenido a funcionario público, pero ante la insistencia de los investigadores, el poder de turno decretó “CASO CERRADO” y “SANCIONES” a quienes querían seguir con la investigación. Muchos de ellos siguieron luego en funciones, pero con el alerta constante de no volver a tocar estos temas.

Los acusados por su parte, pusieron a los mejores abogados pagos de la provincia y en poco tiempo fueron beneficiados con la libertad condicional, apelable para cualquiera, menos en este caso, que la justicia decidió ver para otro lado.

El caso más emblemático es el de Luis Lorenzo Muchewicz, que al ser detenido por su presunta vinculación con el cargamento, que en su pesaje final arrojara unos 3.400 kilos de marihuana. Había alegado que le “robaron” el camión de mediano porte en el que se transportó la droga, que luego iba a ser cargada en un rodado mayor que tenía sobre su carrocería un contenedor. El abogado de Muchewicz en aquella oportunidad, el Dr Ricardo de la Cruz Rodríguez pidió el cambio de calificación, medida que fue aceptada por el juez federal Ramón Chávez. El mismo, había señalado en su declaración que el día del hecho fue contactado por dos hombres que se movilizaban en un automóvil. Estas personas le pidieron que los acompañara con su camión para desencajar del barro otro rodado de similares características. De acuerdo con la versión del imputado, los desconocidos lo redujeron y dejaron maniatado contra un árbol y se llevaron su camión, que luego fue secuestrado con la droga por el Comando Radioeléctrico de Leandro N. Alem y por tal motivo se le había concedido la libertad.

Fue en ese entonces, que el fiscal federal Juan Carlos Tesoriero (Foto) puso el grito en el cielo, protestando abiertamente contra la liberación, pero el tiempo le daría la razón, ya que un hermano de Muchewicz fuera encontrado meses después con otro cargamento en la provincia de corrientes y con una identidad falsa.

Tesoriero, falleció en febrero de 2015 tras una intensa y larga lucha contra una enfermedad terminal, pero trató por todos los medios de que los verdaderos responsables “sean quienes sean estén tras las rejas”, apuntando en muchas oportunidades al poder político de turno.

Tesoriero, falleció en febrero de 2015 y pidió hasta su muerte que se siga investigando el caso.

¿Había más implicados?

Comentar con Facebook

ALEM.NEWS no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ruzak