fbpx
Image default
Locales

El votante de Alem ante la disyuntiva de mantener el statu quo y el clientelismo político, o apostar a la alternancia apuntalando la transparencia

macro

El domingo, 2 de junio, se vota en Misiones. En Alem un par de candidatos han presentado en sociedad a las personas que integrarán su lista de concejales. Casualmente fueron los dos pretendientes que están al tope de las preferencias del electorado alemense de acuerdo a recientes encuestas.

La primera presentación la ha realizado el socio político del actual alcalde, en un lugar definido como el “bunker”. El yerbatero que fuera concejal en el período 1999-2003, intendente de Alem 2003-2007 y 2007-2011, luego diputado provincial, Director de Vialidad, Interventor en la intendencia de Arroyo del Medio; reunió allí a los municipales y a la rama política del gremio de los docentes en una curiosa presentación donde la prensa independiente no fue invitada. Resultando bastante decepcionante la falta de coordinación del evento y su divulgación; pues, mientras unos decían que en realidad no fue una presentación, el encargado de prensa envió a los medios la noticia de que sí era la presentación de los candidatos. En resumen, toda esta confusión da pie a pensar que justamente fue un comienzo con el pie izquierdo.

La segunda presentación se llevó a cabo el viernes, 12 de abril en el Club Alemán. Allí el candidato Carlitos Pereira presentó en sociedad a los hombres y mujeres que lo acompañarán a partir del 10 de diciembre en caso de resultar ganador en los comicios. El contraste en estas dos primeras presentaciones de los candidatos es absoluto. Mientras que en el “bunker”, donde el candidato además presentaba a su padrino conductor (ds), la mayoría eran caras conocidas por ser municipales o docentes; en el CCGA por otra parte hubo mucha gente normal, allí la concurrencia parecía ser genuina, compuesta de hombres, mujeres, niños, familias y vecinos que vinieron a escuchar las propuestas del candidato, cuya esposa también estuvo presente; y donde todo transcurrió sin ningún tipo descontrol. Por otra parte, Pereira tuvo un gesto especial con la prensa, ocupándose él mismo de llamar e invitar a los comunicadores; mientras que en el “bunker” sucedió todo lo contrario. Por todo ello, podría afirmarse que Carlitos comenzó la campaña con el pie derecho.

Este análisis no estaría completo si no se realiza una comparación de los escenarios en caso de que gane uno u otro candidato. Advertencia: Las comparaciones suelen ser odiosas!

Antes de entrar en las diferencias, cabe mencionar que también existen coincidencias entre ambos candidatos; y son las siguientes: Los dos pertenecen al mismo partido político; ambos tienen experiencia ejecutiva por haber sido intendentes con anterioridad; también tanto uno como el otro son diputados mandato cumplido; en materia de experiencia legislativa uno fue concejal al inicio de su carrera política, en tanto Pereira es concejal en la actualidad. Asimismo, ambos se han desempeñado en direcciones o subsecretarías del estado provincial.

Ahora viene la parte odiosa de las comparaciones, que podría dividirse en dos ejes:

1) El statu quo, o sea la idea de dejar las cosas (y los funcionarios actuales) todo así como está actualmente. El sentido común nos indica que los políticos y los pañales deben cambiarse con frecuencia, por los mismos motivos. Luego, teniendo en cuenta que la sociedad política entre el actual alcalde y el anterior intendente, acumulan 16 años al frente de la comuna; por lo que se puede aseverar que este pañal político debe estar oliendo bastante mal y urge reemplazarlo. De modo que en este aspecto, lo más saludable sería permitir que una nueva administración alterne a la actual en pro de la transparencia.

2) El clientelismo político. Como ya se ha mencionado al comienzo de este artículo al observar qué tipo de personas apoyaban a uno y otro candidato. En los comienzos de la democracia era una práctica común la de engañar al electorado mediante un show artificial con militantes ficticios, en algunos casos extorsionados, y últimamente también se había puesto de moda la onda de los militantes rentados. Si bien por estas latitudes, para las campañas locales no hay grandes antecedentes de políticos que paguen por la presencia de alguien; los empleados municipales suelen ser invitados a concurrir; y un código no escrito establece que en caso de rehusarse podría haber algún tipo de reprimenda. Esto explica la diferencia abismal entre el tipo de público de uno y otro candidato.

Poniendo blanco sobre negro: Con uno de los candidatos se mantendría el statu quo y el clientelismo político; mientras que con el otro estas situaciones no sucederían.

Para finalizar, ante el desafío de definir a estos dos candidatos en una sola palabra; a uno la palabra soberbio lo describe a la perfección; mientras que el otro la palabra humilde lo define correctamente. Queda a criterio del lector descubrir cuál es cada uno.

Comentar con Facebook

ALEM.NEWS no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ruzak