fbpx
Image default
Locales

El Opaitema: “Daba charlas de violencia de género, tenía denuncias de su ex y no pasaba la cuota alimentaria”

macro

Durante la última semana, la “Dirección de la Mujer”, brindó charlas en distintos colegios de nuestra localidad, pero se desató la polémica al conocerse que el que las brindaba, tenía denuncias por violencia de género.

Fueron distintos docentes y alumnos que comenzaron a viralizar audios del letrado que dictaba las charlas en establecimientos educativos, en los cuales se lo podía escuchar “amenazando” y ejerciendo violencia económica hacia su ex, ya que irónicamente, le decía que, para cobrarle, era mejor que ponga un abogado para hacerle una demanda, siendo que ya había aceptado en pagar una cifra mensual, que según fuentes judiciales consultadas por nuestro medio, nunca se cumplió.

“Nos dijeron que venían a dar una charla pero no sabíamos bien quienes venían la verdad y acá todos conocemos la historia de violencia del que vino, es una vergüenza eso”, comentó un directivo de una institución y agregó que “creo que notaron que muchos se reían pero era porque mientras hablaban se pasaban los audios por whatsapp del que daba la charla amenazando a su ex mujer”, ironizó.

Según los directivos de las instituciones, lo grave de la situación es que las charlas se organizaron desde la misma “Dirección de la Mujer Municipal”, a cargo de Rosana de Olivera, quien tendría que velar y tener como bandera la lucha de una igualdad de género, pero que parece hacer caso omiso ante situaciones que afectan a sus propios colaboradores, en otro caso de  “Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”, una de las pocas frases en primera persona que se suele decir por la espalda, como un reproche inmenso a la hipocresía, la mentira y la desfachatez ante los prestidigitadores de la moral y la conveniencia, -la suya, por supuesto- de nuestra pequeña localidad.

Mientras ya nada parece sorprendernos en Alem y ante la constante contradicción en lo ético, seguimos buceando en las aguas profundas –y oscuras- de lo políticamente correcto de esconder la mugre bajo la alfombra, por lo que como medio, hemos sido muchas veces criticados, amenazados y perseguidos por mostrar nada más simple que la REALIDAD, pero si hay algo que sabemos, es que la defensa del más débil es nuestra obligación, como en este y otros tantos casos de violencia de género.

En consultas realizadas a distintos funcionarios municipales, son muchos a los que sorprendió que la “Dirección de la Mujer” haya contratado a esta persona que cobra actualmente de las arcas del municipio jugosas cifras, para además, supuestamente “asesorar” a muchas de las que recurren actualmente por casos similares, alertando que “es poco ético que trabaje justamente en esa secretaría alguien que tenga una denuncia penal pendiente de resolución en casos de violencia de género o cuota alimentaria”, lamentaron.

La denuncia:

Según el expediente, la denuncia de violencia de género la realizó la madre de la víctima al tornarse inaguantable la situación y al encontrar en reiteradas oportunidades a su hija con signos de haber sido golpeada, que luego se ratificara al tomarle declaración testimonial.  

En la demanda de divorcio, así como tantos casos, el demandado firmó el consentimiento de la cuota alimentaria, pero sin cumplir con la misma hasta la fecha, alegando que no contaría con esa suma.

Recordemos, que en muchas ocasiones y como si los hijos fueran apenas un objeto, algunos padres ya encontraron la vuelta para evitar ser castigados por la ley. Ponen sus bienes inmuebles, dinero o créditos a nombre de sus actuales cónyuges o de terceros, todo para evadir la cuota alimentaria. Esos terceros, obviamente, se convierten en cómplices de los infractores.

Por su parte, la Ley Nacional 13.944, de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Familiar, advierte penas más severas que van de la prisión por un mes a dos años o el pago de una multa a los padres que, aún sin mediar sentencia civil, si se sustraen a prestar los medios indispensables para la subsistencia a su hijo menor de 18 años, o de más edad si estuviere impedido.

Comentar con Facebook

ALEM.NEWS no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ruzak