fbpx
Image default
Locales

¿Cómo será la restauración del techo de la UR-VI?

macro

El edificio de la UR-VI fue el primero de nuestra localidad de estas características, por tal motivo, su mantenimiento y restauración no será un trabajo sencillo.

Fernando Piesco, desarrollador inmobiliario y constructor con amplia experiencia en restauraciones de este tipo será el encargado de poner en condiciones el techo de tejas de la Unidad Regional, que fue declarado “Monumento Histórico” de nuestra localidad.

En tal sentido, el encontrar soluciones para las fallas en la estructura, la reparación de fisuras en los encuentros con las paredes y el mantenimiento de los desagües con el estado actual de las tejas tomará al menos 6 semanas de trabajo, pero por, sobre todo, por el pasar de los años, en los que se ha encontrado raíces de todo tipo que crecían o intentaron crecer en sus interiores producto de la humedad.

“Las principales causas de las filtraciones es que los cabios empotrados en la pared fisuran la mampostería al dilatarse por los cambios de temperatura y humedad ambiente, entonces las grietas que se producen generan una vía de ingreso para el agua. En estos casos, la solución consiste en picar el revoque desde el exterior, cortar unos tres centímetros del tirante y envolverlo con papel embreado, polietileno espumado, lana de vidrio o simplemente papel de bolsa de cemento, pero todo va a ir dependiendo de lo que se va encontrando al sacar las tejas”, afirmó el experto a Alem.News.

Por otro lado, Piesco comentó que “es fundamental el sumo cuidado al retirar las tejas para el tratamiento previo antes de volverlas a colocar, porque los poros de estas fueron creando microfisuras que pueden llegar a romper algunas y lo que se trata es de mantener las que están”.

Con respecto a los tratamientos y pasos a seguir, la madera que se utilizará para la nueva estructura también tendrá que someterse a tratamiento previo para asegurar el paso de los años.

La restauración de las tejas originales:

Con años de experiencia restaurando diversos edificios y casonas antiguas, Piesco reconoce que serán varios días de trabajo sobre las tejas y que se necesita cierto tiempo para dejar trabajar e impregnar a cada una con los aislantes que se le aplica para que puedan seguir soportando las altas temperaturas y la humedad, lo que podría demandar un tiempo mayor al que si se pusiera un techo común de chapa.

“Los poros de las tejas quedaron muy expuestos por el paso de los años, por lo que impermeabilizándolas e impidiendo que penetre suciedad será solo parte del trabajo, el hidrófugo para tejados tiene propiedades fungicidas que impiden que las hierbas vuelvan a salir en la superficie, pero se tiene que repetir el tratamiento cuando pasa tanto tiempo sin hacer un verdadero mantenimiento”, sostiene.

Comentar con Facebook

ALEM.NEWS no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

ruzak